14 de septiembre de 2007

Cuerpo

En cascada caen tus ojos derramados por el borde
del iris violado, ojos libertarios que bucean
por el brillo infinito, péndulo de tu mirada.

Cuencas oceánicas, raíces de viaje submarino,
de profundo detalle al ser pintadas, líneas mías,
cóncavas líneas de arte que encierran en
cuencas oceánicas tus ojos derramados.

Pura mancha de color que transparenta tu mirar
ex presidiario, caminante y luciérnaga
en el blanco de tus ojos.


La ceniza de tu piel muda exultante al roce
de mis yemas,
impregna las manos que te acarician, piel suave,
piel roja apasionada, forraje del deseo que me quema,

¡Tú, ardiente sensibilidad!, dame calambre.
¡Tú, caricia que me enchufas a tus poros chispeantes!

Peco del negro ansia de piel tuya, negro
paraíso terrenal que te conforma,
negro mar del fondo que se funde con tu piel.

No hay comentarios: