9 de diciembre de 2007

Soles

Tiene los ojos vueltos a la espalda, desorientado, tren descarrilado, ojos vueltos hacia dentro, ojos en parche de pirata, ojos ladrones…

Me muevo alrededor de la naranja como el gigante soñando que flota en el espacio, y entonces flota, como el perro que protege su juguete, y yo estoy dentro de la canica de juguete del universo, juguetería en manos poderosas, niños mimados, y yo peonza lanzada a la calle, todo grita desde afuera, es el éxtasis, la mirada de unas botas, líneas que ensucian la tierra, ratas, piedras, malos bichos, peonzas en el suelo, giro sobre mí misma y el éxtasis me pega en el rostro como el frío viento a los cristales de la tienda que me ve marchar, patria dominada que sacude el felpudo de manchas de botas de tacón de manos grandes, cabeza de familia, gigante empresarial que me llenas los bolsillos de arena por la que ruedan mis días desiertos, la bola cada vez es más grande, soy reflejo del sol, me muevo al son del viento de oeste, que se eleva, rodando en el camino de la Tierra, me violan las miradas y las patadas, mal bicho, peonza, gira, gira, gran pelota escondida en la oscuridad del universo paralelo, rata, rata, rata, descarrilada en el último grito de esperanza…
el sol emerge de mis entrañas…
sólo han pasado veinte años.

1 comentario:

RIF dijo...

ojala pudiera repetir el error que acabo de cometer.
es cierto las oportunidades llegan mal como los trenes.

lo siento pero mi declaración acaba de ser ignorada como un anzuelo en un parpado.

suciedad y entendimiento en un solo objetivo.

disculpateme por no serlo.

,,,