17 de enero de 2008

El regalo de cumpleaños

La arruga parecía estallar el reflejo de vaho en el que apenas se distinguía. El efecto sonoro le ensordecía y apretaba los labios, los puños, los músculos se contraían y el pedazo de envoltorio perdió su valor junto a los desperdicios, cuando fue extraído el regalo, ya roto, en deshuso, ya no recordaba lo que le había regalado la mañana de su cumpleaños, no recordaba, el papel arrugado en el cubo de la basura.

No hay comentarios: