14 de marzo de 2008

El volcán herido


Cansado burbujea el abismo,
se elevan los suspiros y el astronauta,
es la lava furiosa del corazón
del carbonero, del buzo, de la cloaca y del prisionero,
cicatriza el origen de la
niebla…niebla…niebla
grita el eco en mis oídos,
el silencio soluble en el tiempo
recupera la enfermedad para todos los habitantes del volcán dormido.

No hay comentarios: