2 de abril de 2008

Pensamientos de un espectador en el palco

Déjame leer entre las lineas de tu cuerpo,
el sabor oliva de tu ombligo,
el nacimiento del universo que me sonríe.

Déjame asistir al espectáculo de tus senos,
correr un telón y que
el sabor oliva de tu ombligo permanezca.

Soy el único espectador
en el desfase del tiempo,
tiempo que he olvidado,
deslizado a la inmortal fantasía de tus labios
y las lineas de tus labios,
ensayan agonías y placeres
al urgente abismo que asomo por tu ombligo.

Déjame desearte, fantasía que me proyectas
e imaginas,
para un lector que me agarre la mirada,
y camine inmortal entrando por las lineas de mi cuerpo.

No hay comentarios: