27 de julio de 2008

Poema IV

Desaparece la contradicción,
en el incendio todo se quema por igual,
sientes el cuerpo y tu afición al cuerpo,
el agua de tu cascada y el recuerdo del lago y el mar,
fuego dentro y fuera de un sorbo de agua,
calmada la sed de incompletos anhelos
en el desequilibrio por sistema,
calmada como lo fuese tras un incendio mundial,
desaparece la contradición.

No hay comentarios: