9 de noviembre de 2010

EL DÍA DE HOY

Un día de primavera
llueve
sale el sol
se nubla y parece
que nieva un poco.

Uno de cielo bajo
silbándome cambios.

Un recuerdo desde la mañana,
un día en la calle,
también en casa pero sobre todo en la calle.

Me ha parecido que lloraba la mañana
y he llorado con ella.

He pensado durante todo el día
y quién me rebate
que he hablado menos de lo que he hablado.

Pienso en otro momento del día.
Cuando ha salido el sol
me he reído acompañando
a ratos breves
y finalmente numerosos.

También momentos de azul profundo,
como pintado en el cielo.

No he visto ponerse el sol
pero he logrado terminar
algo que venía haciendo.

He conversado con diez personas que me gustan.
He leído a Cohen, a Pavese y a García Márquez.
He contado muchas cosas hoy, he escrito algunas.
He hecho una tortilla de patatas que todavía no hemos tomado.
He hablado de proyectos, de viajes, del fin de semana
(me encantan los fines de semana).

Recuerdo una frase
que allá por la mañana se me quedó grabada
dice así
No es la escritura de una aventura, sino la aventura de la escritura.

No hay comentarios: