15 de diciembre de 2010

Escritores

Escritor es quien escribe todos los días. Acabo de leerlo y he llegado corriendo, sin pensar, dispuesta a pagar por mis pecados. La lectura es adicción, la escritura pereza, dolor, contención.
Pero hoy había escrito, a la mañana he reunido, repasado, rasgado, convertido en poemas todo lo que iba rozándome las manos.
Inquieta por poder abarcar todo lo escrito, por ser diminuto, por sentirme diminuta, y fácil. Por llegar tan rápido al final, al cansancio, al menos, a una detención en la que yo alargaba las dos manos, para que se las llevasen consigo.
Ha sido tras la batalla temporal, en la que me he perdido en el transcurrir del tiempo o también, ojalá, lo haya convertido en poesía.

No hay comentarios: