1 de diciembre de 2010

Qué bonita eres, dices.
Descúbreme, por favor.
Ya lo conozco todo de ti, pesas mucho.
Casi puedes hundirte y transformar la piel en oleaje.

No hay comentarios: