21 de enero de 2011

Nódulos

La bala, en la sien, Hayden al piano. Afónicos de decirnos, tú y yo desaparecemos del relato.

No hay comentarios: