3 de febrero de 2011

Rescate

(El rescate de un poema de hace cuatro años)

Miserable desquicio que me corroe el cuerpo
sin mandíbulas
sin dentadura
poderoso como animales de agua
soy el mar que a ellos dominará
son mis aguas vertederas, casi negras
en las que se mata a ciegas
alquitrán envenenado alimenta mis entrañas
matando los hijos desangrados por el odio
pobres náufragos sin isla
isla que desaparece.

1 comentario:

Marinero en Marte dijo...

gran idea rescatar este poema. es bonito.