10 de marzo de 2011

Cambios

¿Quién dijo que los cambios eran buenos?

Creo que son los antónimos de la inspiración, al menos de la mía.

Tienen demasiada vida propia.

Tal vez han bordeado mi inspiración con los siguientes adjetivos 1.) materialista.
2.) instantánea. 3.) vapor de café con cigarrillos. 4.)teleshow.

Han cambiado
mi inspiración.

Me gusta pensar que sólo la han llevado de viaje.
Que la melancolía no existe más allá de uno mismo.
Que las ranas vuelan, que yo.

Pero se está acabando...son los cambios, de aire, de palabra, de todos los sentidos táctiles nunca después pronunciados, nunca más imaginados, para qué, si la imaginación, si los cambios...

No hay comentarios: