28 de abril de 2011

Parte de un recital

Al hablar de la poesía que escribo me meto en jardines dignos de perderse en ellos, hago frases que parecen carecer de su sentido, que les falta la mitad, que les falte el aire, allí donde se quedan los finales. Pero no importa, es de los finales de lo que escribo, y así lo que diga de viva voz sólo puede ser completado cuando la poesía se lea. (...)

No hay comentarios: