19 de diciembre de 2011

2012 y el teatro

¿Cómo comenzar el año que viene? Hacerlo preguntándome, es la mejor opción. Poner los planes sobre la mesa para alterarlos cuanto antes. 

Todavía pienso en el final del verano, y eso hay que vivirlo. A partir de ahí, ganas y teatro. Casilla de salida, por fin. 

Me atraen demasiado las palabras, tan posibles, tan desconocidas. 

Por conocer la magnitud de lo que supondrá, el rostro de las nuevas palabras y el viaje. Ya me habla. 

Es verdad que nunca consigo salir con vida, que siempre me ahoga antes de tocar tierra, pero lo quiero.


Escribir teatro. Sólo tengo que encontrar la forma de hacerlo. Y este año es un buen comienzo al que preguntarle cómo.





No hay comentarios: