25 de diciembre de 2011

creo que es hora de desaparecer

Este año no hago lista de libros, no he comprado tantos libros, ni he ido al cine ni al teatro ni al viaje. Sólo que sí he hecho todas estas cosas, pero al revés, en otra medida, cantando o corriendo calle abajo. De cualquier manera distinta a las anteriores. Sigo por aquí pero ya me he ido.
A matar el nervio que me persigue. No encuentro nada para leer en este rato. Escuchar entrevistas mientras tanto. Ideas para pronunciarme, respirar otra vez adolescencia, y brutalidad, lejos de todo. Escribiendo mientras tanto, entre las líneas que escucho y quisiera atropellarlas para no separarme de ellas mientras tanto, a ver si me dejan un huequecito para romperme en estas líneas y que suenen a absurdo, siquiera como un nombre sin apellido, sin cuidados, sólo te quiero expuesto, te quiero ritmo, y te quiero imposible de romper como la belleza.

No hay comentarios: