22 de enero de 2012

Qué raro todo

Sigo sentada en el mismo sitio desde hace doce horas, la mitad de un día, y de otro, y otro, y...sí, qué raro todo, igual que la continuación de mi primera frase, los días iguales comenzarían a desvanecerse.

No hay comentarios: