9 de febrero de 2012

un minuto cualquiera de la tarde

esperar que lleguen las cosas,
que la tarde suceda multiplicándose,
relamer pieles mientras tanto,
rodearse de ropa y de palabras
que nombren la tarde,
las cosas,lo ajeno
ha empezado a realizarse.