19 de abril de 2012

Soy un monstruo que sueña

Estoy escribiendo una obra de teatro. Primero comencé a escribirla, luego la dejé, y un tiempo después, volví a escribirla. Pero ya era otra obra, no era la primera. La primera no podía ser. Ésta, la de ahora, sí puede ser. Existe como posibilidad.
Ayer tuve el sueño del monstruo. Ése que hace que veas correr la obra en tu cabeza. Siempre tiene que suceder. Sin el sueño del monstruo no hay obra. Y anoche lo tuve. Vi la obra por primera vez, y me gustó. Sé que será grande. Porque deseo hacerla, deseo escribirla, porque por primera vez, desde que comencé a escribirla, me gustó lo que estaba viendo.

1 comentario:

Marinero en Marte dijo...

yo soñé que aplaudía cuando bajaban el telón