28 de junio de 2012

Reseña de la novela Kim, de Ruydard Kipling

KIM

Rudyard Kipling

Editorial RBA
Colección RBA Narrativas
© The National Trust for Places of Historic Interest or Natural Beauty
© Prólogo: Enrique de Hériz, 2012
© Traducción: Jordi Fibla Feito, 2012
© Editorial RBA Libros, S.A., 2012
1ª Edición, Febrero 2012
ISBN: 9788490061794
391 Páginas




Kim es una novela fascinante, de una magnitud equiparable, en cuanto se puede comparar un libro a un mundo, al tamaño de ese territorio vasto y ancho que con empeño y pasión transita y nos descubre su autor. La India colonial británica, pero la India al fin y al cabo. Y eso es mucho decir. Mucho conocer y mucho andar.


El autor de esta novela, Rudyard Kipling, nació en Bombay, estudió en Inglaterra y regresó a la India, todo ello a finales del siglo XIX, fecha en la que se desarrolla la novela, donde se dedicó al periodismo y a la escritura, convirtiéndose en un escritor famoso. Su obra más conocida sigue siendo El libro de la selva (1894), y fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en el año 1907.

A pesar de otros éxitos, Kim se nos presenta como su obra más compleja, la creación del personaje de Kim O´Hara, un personaje propio de la ciudad de Lahore, un chico callejero, huérfano y feliz, llamado “Amigo de todo el mundo”, listo como el hambre y de una personalidad apabullante y perfectamente definida y viva. A través de él, el autor crea un mundo a su medida, uno grande y especial, que no es sino la mirada del propio Kim a la vida, por primera vez, un viaje iniciático y sorprendente a cada paso que da. Asimismo, las relaciones que va entablando por el camino no son menos originales, pues lo mueve una curiosidad sin límites y unas ganas de conocerlo todo, de probarlo todo, un entusiasmo de juventud arrollador que lo empuja alegremente a la aventura.

Equiparable a las grandes novelas de aventuras que poblaron el final del siglo XIX; léase Moby Dick, Lord Jim, dos libros cautivadores y enriquecedores de este género que aúna literatura con unos personajes fuertes y únicos, una historia que los engrandece y la creación de un mundo a través de descripciones de lugares épicos; el océano, la selva, el recorrer de países y continentes, la naturaleza más salvaje y el empuje y el impulso humanos por adentrarse y reconocerlos.

Kim es una joya literaria para todos los gustos, una manera de hacer literatura que hoy en día es improbable que se repita, pues data de la época colonial y se acoge al descubrimiento de un mundo que ya ha sido manoseado y capado su encanto. Las ideas que nos separan a ambos siglos ha devenido en otra forma de hacer literatura, más rápida y más rota, y es imposible que ahora el viaje de Kim se llevara a cabo tal y como se llevó, y por ende, se escribió. Hoy, en los círculos literarios se habla de la muerte de la novela, y quizás con razón, si por novela se entiende esta forma de narrativa tan inabarcable. La que abre un mundo entero ante nosotros. El escritor actual no puede permitirse eso, simplemente, porque no aceptaríamos la idea de un solo mundo ni de su posible conjunción. Pero es hermoso contemplarlo en otra época, y saber que existió.



Reseña aparecida en anikaentrelibros

No hay comentarios: