11 de noviembre de 2012

Invierno, me apeteces

¿Por qué me siguen pasando tantas cosas, tan rápidas, tan intuitivas, para seguir pensando que la vida es increible? Me desborda la juventud. Me sorprende olvidar rápido, recordar lento. Cada frase que sale por tu boca, y por la tuya, y por la tuya...

Tantas bocas.

No hay comentarios: