13 de junio de 2013

Hoy, sí que sí, es el último día del taller con José Sanchís, conocido por la escritura de su obra Ay! Carmela, pero figura importante del teatro mucho más allá de una producción aislada, habiendo dedicado toda su carrera, esfuerzos, entusiasmo y horas de estudio al entendimiento y expansión de este arte, me conmueve pensar que su última empresa, el Nuevo teatro fronterizo, anclado en el barrio de Lavapies, en Madrid, donde tiene lugar este curso al que acudo, está al borde del cierre. Más, después de haber ganado en 2012 el premio Max de la crítica por su labor divulgativa, mestiza e investigadora en este espacio de todos, que no cuenta con ninguna ayuda a pesar de todo. Sitios como este no pueden cerrar. Pero ya no aguantan más, nos dicen. Es un nudo saber que, esta tarde, al salir de La Corsetería,  en la calle de la Cabeza, probablemente esté saliendo de un lugar a punto de desaparecer.

No hay comentarios: