4 de octubre de 2013

Mañana de libros y compañías

Quedar para comprar un regalo de cumpleaños puede hacer de una mañana más la mejor de la semana. Es viernes. Ha salido el sol en Madrid. Teníamos que comprar libros. Quedamos en La Central, en Callao. Primero café y contarnos las novedades. Después perderse por el edificio, llegar a los libros de poesía, a las biografías, a los autores nuevos, a los libros de teatro, cine, fotografía. Regalos. Comprar Purgatorio, de Zurita. Ir andando a La Central de Atocha. Mas libros. Encontrar a los surrealistas. Comprar su antología. Hablar de libros, leer, hablar de las cosas que nos interesan, compartirlas. Antología de poesía surrealista de ALdo Pellegrini. Irme feliz a casa, corriendo, saltando, volando.


Tú la única y escucho las hierbas de tu risa
A ti te arrebata tu cabeza
Y desde lo alto de los peligros de muerte
Bajo los globos enmarañados por la lluvia de los valles
Bajo la pesada luz bajo el cielo de tierra ...
Tú engendras la caída.
Los pájaros ya no son refugio suficiente
Ni la pereza ni la fatiga
El recuerdo de los bosques y de los arroyos frágiles
En la mañana de los caprichos
En la mañana de las caricias visibles
En la clara mañana de la ausencia la caída.

Las barcas de tus ojos se extravían
En el encaje de las desapariciones
El abismo es revelado que los otros lo extingan
Las sombras que tú creas no tienen derecho a la noche.

Paul Éluard

No hay comentarios: