14 de noviembre de 2013

Desde el desayuno

Tengo que empezar a escribir de nuevo. He terminado el poemario, en el que hay poemas de hace seis años, llevo seis años trabajando en un proyecto que acaba ahora. Entremedias he escrito otras cosas, relatos fallidos, un par de obras de teatro (absolutamente exitosas), había incluso un guión de largometraje, una historia buenísima que tengo que recuperar algún día. Textos por aquí y por allá, que seguramente pueda rescatar, volver a ellos para ir hacia otro lado, pero sería en este momento una excusa más para no ponerme a escribir de cero, algo nuevo. Ya tendré tiempo de tirar de lo anterior, lo de siempre, eso de lo que he tirado hasta el final del poemario, al final una llega a saturarse. Los mismos textos, una y otra vez. Estoy convencida de que ha quedado escrito más de una cosa salvable, pero no importa, tienen que salir más. De momento, como no encuentro el momento, la manera de que ocurra, voy leyendo. Tengo que escribir algunas reseñas. Han llegado a mi casa, en los últimos días, dos libros, dos poetas, que estoy deseando comenzar.


No hay comentarios: