29 de diciembre de 2013

Viajar el año

Ha sido un buen año si pienso en las cosas que he hecho, así que voy a hacerlo, también vale para alegrarse una la tarde y acompañar este sol. Ya se sabe que mis fotos suelen ser contadas, así que la traducción de esas imágenes sería algo así, en un orden aséptico: un viaje de diez días a Berlín con amigas en el verano de 2013. New York New York en diciembre, para acabar tan bien el año que para el 2014 sólo deseo viajar. O seguir viajando, porque éste también ha sido el año de Sevilla, Córdoba, Huelva, Cáceres, Ávila, Albacete, Asturias y Galicia. Y ha sido el año de La dama de las Camelias, una versión que escribí, se estrenó en abril y está teniendo un buen recorrido, pero sobre todo me encantó el proceso de su escritura durante meses y lo que aprendí y disfruté haciéndolo. Ojalá salgan más proyectos para teatro. Fue este año cuando encontré editorial para mi primer poemario y lo celebré el dos de mayo bañándome en el mar. Y comencé a corregirlo y sigo haciéndolo, hasta que llegue a imprenta. He leído más en ocho meses de paro que en tres años de trabajo. El último libro que lea, a dos días de nochevieja, tal vez sea Papeles falsos.

No hay comentarios: