8 de enero de 2014

La otra vida

A cinco días de quedarse en el paro, lo que una espera es precisamente eso: quedarse en el paro. Y lo espera en las pequeñas cosas, en la manera de hacer planes o tocarse la espalda o recogerse el pelo. Lo espera esperando; tener la tarjetita de apestado/parado para obtener el descuento del 50% en los Teatros del Canal, buscando aquellas actividades gratuitas o ventajosas para los de su posición. Lo espera en pensamientostipo: Lo primero que haga cuando me echen será ir a darme un masaje, y una depilación con hilo, tal vez un corte de pelo. Buscaré esas botas que necesito en las rebajas, compraré el libro de Navarro, comenzaré a estudiar. No me perderé nada que me interese, ni una obra de teatro más. Lo espera pensando en todas esas personas a las que admira, que supone sin un trabajo fijo, como ella, habitando la ciudad y los talleres y los bares. Pensamientostipo: cuando deje de trabajar podré comenzar a vivir.

No hay comentarios: