17 de enero de 2014

Sin trabajo y Kafka

Ya no pienso en ese trabajo, el que realizaba hasta ayer, en el trabajo en general tampoco pienso. Desde que no lo hago tengo algo parecido a lagunas mentales, huecos por donde no para de entrar aire y de repente ideas, sueños. Ayer fui a ver Kafka enamorado en una diminuta sala del María Guerrero. Me gustó, lo que le pasaba a uno de los mejores escritores del siglo veinte o de la Historia. Quiero leer a Kafka. Siempre quiero leer a Kafka, pero nunca encuentro la traducción perfecta para hacerlo. Cuando digo que quiero leerlo, quiero leer El Castillo, desde hace años, es un poco obsesivo para querer. Y bueno. Hablé con una dramaturga allí, cuando terminó la obra. Ella escribe teatro, y poesía, un poco. Yo quiero escribir de todo y no consigo escribir casi nada. Pero Kafka decía lo mismo, ayer, en la obra. Yo decía: teatro, poesía, relatos, novela. Ella decía: una obra por encargo, para no perder el tiempo buscando qué escribir, tomando esa decisión que podría llevar demasiado tiempo, poder solo escribir. Pero Kafka, ayer, solo había escrito Contemplación.

4 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Por si te sirve de algo.
Debes escribir aquello que surja de tu interior. Si te agrada o gusta mucho un escritor como en tu caso parece ser kafka (y me parece un gran ejemplo) no intentes escribir como él porque nunca lo conseguirás; tu eres tú y kafka era él y sus circunstancias. Pero intenta fijarte en las claves de su escritura, e inclúyelas o adáptalas a tu estilo. Ya que, sin darte cuenta, o quizá lo sepas desde un principio, un día sabrás o alguien te lo dirá, que has desarrollado estilo propio.
Y sobre todo trabaja. Trabaja en lo que puedas, llena tu cabeza y tu cuerpo de cansancio y luego plásmalo. Y si crees que no encuentras trabajo y sigues escribiendo, un día te darás cuenta de que ya estás trabajando porque al escribir ejercitas tu mente y la obligas a reflexionar.
Yo,todavía no soy escritor, pero llevo escribiendo algún tiempo... o eso creo, aunque otras veces pienso que nunca llegaré a escribir...

Un abrazo.

María dijo...

Gracias por tus bellas palabras. Estoy de acuerdo contigo en que sólo se puede escribir como uno escribe, desde luego no intento escribir como otro que no sea yo, y por descontado, Kafka era un genio. Y hasta a los genios solo les queda trabajar...mucha suerte! Un abrazo.

moderato_Dos_josef dijo...

Igualmente, mucha suerte, María.
Saludos!

Libertad Ramos dijo...

¡Te encontré!

Ahora toca leerte.

Besos