28 de mayo de 2014

Da un poco igual la feria, aunque serán días muy buenos, pero lo que a mí de verdad me pone y mucho son los libros antiguos, baratísimos, como éste que me acabo de pillar de camino a la frutería y el pan. Ha sido en el puesto de la casquería y sus libros al peso en el mercado de San Fernando, donde habitualmente compro comida, está al lado del parque y de algunos cafés donde leer y cafetear y siempre es un pequeño paseo agradable a cualquier hora, con el incentivo de leer los títulos nuevos y encontrar pequeñas maravillosas lecturas. A ésta, particularmente, le tenía especiales ganas, ¡que comience el día!

No hay comentarios: