4 de diciembre de 2014

Estos compañeros

La semana pasada, Ana Blandiana vino a presentar su último poemario, Mi patria A4. Por un extraño milagro yo pude estar allí. Entonces, ya supe que iba a convertirse en uno de esos recuerdos que me permanecerán hasta tarde. Ahora me viene a la mente otro, de una relación totalmente ilógica con éste, de hace unos siete años. Un concierto en la Thomaskirche de Leipzig, donde Bach trabajó y donde se encuentran sus restos. Uno de los conciertos más místicos que he conocido (recuerdo también a Kroke, sus dos conciertos conmigo). Son éstas experiencias recordadas al azar, que resultan tener orígenes del este de Europa, de algo antiguo y de no clásico, como tiende a ser lo oriental. Estos compañeros.


No hay comentarios: